• Renta diaria por internación.
  • Renta diaria por enfermedad (internación domiciliaria).
  • Subsidio por muerte natural o accidental.
  • Posibilidad de incorporar familiares.
  • Inembargabilidad de los subsidios.
  • Cobro inmediato.